Un opinante más

Sr. Chadwick, ¿va a seguir con el jueguito?

Y yo que pensaba que íba a parar acá el cuentito de las figuras religiosas a propósito de lo del Club de la Comedia, fíjense en lo que salió en LUN, y en relación a la portada del mismo diario sobre el tema (que mencioné en mi artículo):

La alusión de este diario al programa infantil “31 minutos”, a propósito de los cargos que presentó el Consejo Nacional de Televisión hacia “El club de la comedia”“por ofender la figura de Jesús” en una parodia, desató inmediata preocupación de los integrantes del organismo regulador y de los monos del querible espacio de TVN.

La serie utilizó en algunos de sus capítulos un peluche con túnica blanca que hacía milagros, en evidente referencia a Jesús, lo que fue advertido por Herman Chadwick, presidente del CNTV, al leer “Las Últimas Noticias”. “Me enteré y pedí que se revisara 31 minutos , lo que se hizo esta mañana (ayer)” dijo el abogado a CNN Chile, desatando la preocupación de los protagonistas de la serie infantil que ya no se graba más, pero que se retransmite los sábados por la estación pública.

“En realidad todos los monos son agnósticos”, dice Álvaro Díaz, uno de los cerebros del programa, desmarcándose de ofensas o burlas conscientes hacia Jesús, hijo de dios vivo.

Pero uno de los aludidos, el ingenuo Juanín Juan Harry, productor del noticiero de peluches, reconoce la blasfemia. “En realidad hicimos una parodia. No fui yo, pero igual me sentí mal porque soy muy católico, así que debí pagar mis culpas”, dice el último ejemplar de la familia de los Juanines.

¿Qué tuviste que hacer para pagar esa ofensa?

-Fui a la iglesia a confesarme. El cura me hizo rezar dos padre nuestros y sacar todos los chicles que estaban pegados bajo las bancas. Ahora estoy en calma, en paz con dios.

¿Quién fue el culpable de la parodia?

-Culpan a Guaripolo porque es el personaje menos conocido, pero no descarto que sea una treta de Juan Carlos Bodoque para perjudicar a Tulio Triviño porque le tiene envidia.

Al margen del desmentido de Juanín, Álvaro Díaz asegura que una investigación del CNTV hasta podría ser beneficiosa. “Los de El club de la comedia deben estar felices. Cuando hacíamos Plan Z no nos conocía nadie hasta que nos castigaron. Podrían tener un nuevo aire si agarran viento de cola”.

Para el creador, “la censura siempre es publicidad barata porque las sanciones no son tan caras. Los censores quedan en ridículo”.

Me quedo con la última frase de la entrevista: “Los censores quedan en ridículo”. No necesito mencionar más, a esta altura ya se habrán dado cuenta de lo siguiente:

Porqué la necesidad de querer revisar un programa, de carácter infantil, si cuya aparición personificada de Dios se remite por ejemplo a esto:

¿Alguien puede explicar donde está lo ofensivo?

08/10/2010 - Posted by | Actualidad, Opinión, Religión, Televisión, Televisión Chilena | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: